lunes, 31 de diciembre de 2007

Comunidad, contenidos y publicidad


Antes, había una especie de acuerdo entre el público, los medios masivos y los anunciantes: todos se necesitaban. El público quería contenido y miraba a los medios masivos, los medios masivos necesitaban ganar dinero y miraban a los anunciantes y los anunciantes queriendo vender, financiaban el contenido y a cambio ¨molestaban¨ al público.

Pero ahora que todos podemos generar y distribuir contenido, el público tiene la posibilidad de romper el acuerdo que fuera la base de todo modelo de negocio.

Los medios masivos están cediendo parte del control sobre el contenido y abriendo sus puertas al público.

Los titulares empiezan a funcionar como avisos.

El cambio más profundo se manifiesta en la migración desde un esquema tradicional, en el cual el marketing usaba medios masivos y pasivos para interrumpir al público, a uno caracterizado por la tendencia hacia el diálogo con el usuario, solicitando permiso, usando medios interactivos y segmentados para establecer una conexión real con el consumidor.

Importantes publicistas han sintetizado esta mutación de la siguiente manera: ¨durante la última década ganaba el que gritaba más fuerte. Durante la próxima década ganará el que sepa escuchar mejor¨.

No hay comentarios: